-

-

viernes, 21 de abril de 2017

"Las mujeres libres de Jerez" (por Mª José Ruiz Piñero)


Hace 20 años, en agosto de 1997, en un periódico de CNT, la investigadora jerezana María José Ruiz Piñero (véase: http://www.lavozdelsur.es/aquellas-pioneras-del-movimiento-feminista-en-jerez) publicaba un interesante artículo titulado "Las mujeres libres de Jerez". El trabajo, dedicado al anarco-feminismo, incluye la reproducción de un importante documento de 6 de junio de 1936, firmado por el Sindicato de Emancipación Femenina, que estaba situado en c/ Justicia, nº 26, donde se lee: "El Sindicato de Emancipación Femenina, que ha conseguido agrupar en su seno a mil quinientas obreras del taller, el obrador, el servicio doméstico, etc., se dirige a las restantes mujeres explotadas que aún no están bajo los auspicios de este Sindicato y les dice:"




miércoles, 19 de abril de 2017

Joaquín Costa: Cuestión social agraria en Jerez (1912)



Joaquín Costa: La tierra y la cuestión social, Madrid, Biblioteca Joaquín Costa, 1912, 185pp.

---------------------

Joaquín Costa denunció con claridad y calificativos contundentes el cruel sistema económico, con base en una agricultura de terratenientes improductiva y generadora de crueles desigualdades sociales, que los propietarios de Jerez y de Andalucía occidental sostenían:

podrá holgadamente el labrador retribuir los servicios de sus braceros como servicios de hombre, dejando de retribuirlos cual ahora, menos que como servicios de bestia; en vez de un ingenio de negros, tendrá una granja europea. Al propio tiempo, doblando así la producción y luego triplicándola, habrá cumplido deberes sociales á que la tierra, aun apropiada é individualizada, se halla afecta por ley de su naturaleza, y cuyo incumplimiento actual entraña los más graves peligros, por aquello de que con una agricultura de siglo XV no son posibles Estados de siglo XX. 

Este artículo de Joaquín Costa que aquí reproducimos (tomado de: http://www.fundacionmgimenezabad.es/juristas/es/corpus/unidad.cmd?idUnidad=29226&idCorpus=10689&posicion=1es sobradamente conocido por los estudiosos del tema, pero menos por otros lectores más de a pie. Merece la pena, por su gran importancia para la historia de Jerez, leerlo con detenimiento:


[Pg. 16] CAPÍTULO II

Cuestión social agraria en Jerez


Con criterio experimental y oportunista.—El problema, en lo que tiene de más imperioso y brutal, se encierra fundamentalmente en estos términos: la familia jornalera de la Andalucía baja necesita gastar, por término medio, en cada uno de los 365 días del año, algo más de tres pesetas (1); ingresa en la actualidad escasamente una: ha llegado la hora de enjugar el déficit de 2 pesetas y céntimos reforzando los ingresos con algo más que con higos chumbos y tagarninas.
Esto en lo que respecta a la economía. En otro orden, hay que hacer de ese jornalero un hombre; hay que darle una personalidad. O dicho de otro modo: debe desaparecer, y muy aprisa, el tipo actual de jornalero jerezano, afrenta de la filosofía, afrenta del cristianismo, afrenta de la civilización.
Las exigencias que esto lleva consigo son dos: 1.ª Que el jornalero perciba por cada día sacrificado al labrador una retribución doble cuando menos de la que percibe al presente: 2.ª Que al propio tiempo que trabaja por cuenta de otro, en tierra ajena, trabaje por cuenta propia, en tierra propiedad [Pg. 17] suya, ó mejor quizá (sin «quizá» á tenor de mi fórmula) en tierra concejil; que el tipo de jornalero de Jerez, de Carmona, de Morón, de Villamartín, de Bornos, de Lebrija, de Arcos, del Coronil, etc., se transforme en tipo de jornalero de Zaragoza, que he encontrado estudiando la jornada de ocho horas en el campo; en tipo de jornalero de Jaca, que se me ha dado á conocer estudiando la hermosa institución de los huertos comunales; en tipo de jornalero de Chiclana, de Marchena, de Paradas, según la relación de los Sres. Gómez de Mas, García Orejuela y Domínguez de la Haza; en tipo de jornalero de las comunidades agrarias de León y Castilla, donde todavía subsisten, más ó menos completas, en gran número.

La primera de estas dos exigencias supone, por punto general, la necesidad de transformar radicalmente los métodos culturales, de forma que cada hectárea de tierra puesta en explotación rinda un producto de dos á tres veces mayor que el que rinde en la actualidad; y al efecto, que los labradores, en vez de tirar al ensanche de su labor, la reduzcan, desprendiéndose de dos tercios ó de tres cuartos de su superficie y concentrando en la tercera ó en la cuarta parte restante el capital integro con que ahora trabajan; que caso de ser ese capital ajeno, no les cueste más de un 4 por 100 anual; que hagan amplio uso de los abonos minerales, puesta la ambición en los 15 y en los 20 ó 25 hectolitros de trigo por hectárea; que supriman el barbecho como descanso, haciéndole producir leguminosas forrajeras; que replanten el viñedo filoxerado; que alumbren, embalsen ó represen agua de riego aunque no sea más que para una extensión muy reducida, á fin de auxiliar y reforzar con variedad de combinaciones la producción de los secanos, etcétera. Con una agricultura así, todavía no más que semi-industrial, podrá holgadamente el labrador retribuir los servicios de sus braceros como servicios de hombre, dejando de retribuirlos cual ahora, menos que como servicios de bestia; en vez de un ingenio de negros, tendrá una granja europea. Al [Pg. 18] propio tiempo, doblando así la producción y luego triplicándola, habrá cumplido deberes sociales á que la tierra, aun apropiada é individualizada, se halla afecta por ley de su naturaleza, y cuyo incumplimiento actual entraña los más graves peligros, por aquello de que con una agricultura de siglo XV no son posibles Estados de siglo XX. Por una y por otra razón, el poder público, como tutor de las clases desvalidas, como regulador de la vida social, y como obligado é interesado en el aumento de la población, en la regeneración de la raza, en los progresos de la riqueza pública, fuente de tributación, en el mantenimiento del orden interior, en la resistencia á las agresiones de fuera, en la europeización de los nacionales, el poder público, repito, tiene derecho á intervenir en el régimen agrario del país, exigiendo que los que legalmente monopolizan el uso del suelo saquen de él todo el partido posible en cada tiempo, y expropiándolos en otro caso. Es doctrina castizamente española, sustentada con resolución y en los tonos á menudo más radicales, por espacio de tres centurias, desde Juan Luis Vives y Pedro de Valencia hasta el P. Mariana y el P. Rivadeneira, desde González de Cellórigo hasta Lope de Deza y Santa Cruz de Marcenado.
Lo que hay es que el Estado, que nuestro Estado carecerá de autoridad para compeler á los terratenientes á que, por sí ó por sus colonos ó por sus censatarios, cumplan esos deberes á que la tierra se halla vinculada, en tanto no cumpla él mismo los propios, los cuales, con relación al momento presente y reducidos á sus líneas más elementales, pueden compendiarse en estos enunciados:—1.° Escuelas de capataces y gañanes, de asistencia obligatoria, esparcidas profusamente por todo el territorio, donde se enseñe práctica y experimentalmente una agricultura nueva, intensivo-extensiva, basada fundamental mente en el empleo de los abonos minerales con y sin estiércol, la alternativa de cereales con prado artificial de esparceta, algarroba, sulla, etc., sin barbechos ni eriazos, y la combinación de la labranza [Pg. 19] con la cría de ganado, así en la gran agricultura como en la pequeña:—2.° Educación general, muy intensiva y rápida, de las clases medias y populares, con cuyo nivel actual de cultura resultarán siempre y necesariamente frustráneas instituciones cooperativas tan esenciales como las cajas rurales de créditos, los sindicatos agrícolas y otras, de que dependen dinero barato, maquinaria colectiva, pureza de los abonos, oportunidad en la venta de los frutos, etc.:—3.° Bancos agrícolas y territoriales, con abolición del Banco Hipotecario de España:—4.° Régimen de movilización jurídica de la propiedad inmueble vigente en Australia, y de hipoteca preconstituída á nombre del propietario, representada por cédulas negociables y al portador, vigente en Alemania, sacando sus consecuencias al artículo 1.219 del Código civil, con más la supresión del juicio ejecutivo en las hipotecas, ó su reforma, á fin de abaratar las transmisiones de inmuebles y la constitución y cancelación de derechos reales y reducir el interés de los préstamos:—5.° Mejoramiento de los caminos de herradura y transformación del mayor número de ellos en caminos carreteros baratos, á fin de ofrecer en breve plazo á la producción nacional un instrumento tan potente como el representado por 175.000 kilómetros de caminos vecinales perfeccionados:—6.° Revolución en el presupuesto de gastos de la nación, transfiriendo al capítulo de los reproductivos (instrucción y obras públicas, alivio del impuesto de consumos, etc.) lo más de lo que ahora se gasta en arrastrar peso muerto del pasado:—7.° Extirpación, tan cruenta cuanto sea preciso para que resulte pronta y eficaz, del caciquismo, instaurando un régimen de verdadera justicia, y por tanto, de verdadera y efectiva libertad, donde cada cual se contente con lo suyo y respete lo de los demás...
*
Con eso ó sin eso, hemos aumentado, supongamos, en un doble el salario anual del campesino: veamos de dónde ha de [Pg. 20] salir lo que falta para completar las 1.000 y pico pesetas que hemos visto necesita para cubrir todo su presupuesto. Los peones del campo en Zaragoza, donde rige desde el siglo XV la jornada de ocho horas, legal antes y ahora consuetudinaria, ganan su jornal de 9 á 14 reales desde las cuatro de la mañana hasta el medio día: la tarde (lo mismo que los días de paro) la dedican á lo suyo, á su «corro», pedazo de huerta, de una, dos ó tres cahizadas que cultivan de su cuenta, unas veces propio y otras arrendado: en él capitalizan además del trabajo de los individuos de la familia que por su edad no pueden salir á jornal ó no pueden ganarlo completo. En Chiclana, según el señor Gómez de Mas, los jornaleros vuelven también temprana de la tierra del «amo», para que les quede lo que llaman el rato, últimas horas de la tarde que invierten en el cultivo de la hectárea ó media hectárea de viña que cada uno posee. Y por igual estilo en Laguarta (Huesca), donde los jornaleros rompen «artigas» ó «escalios» en el monte común; en Jaca (de la misma provincia), donde los trabajadores que no pagan contribución directa por ningún concepto obtienen de la municipalidad una suerte de tierra regable de 8 áreas próximamente, para que la. usufructúen durante todo el tiempo de su vida; en Sayago (Zamora), donde los jornaleros reciben, como todos los vecinos del lugar, un «quiñón» ó «labranza» en la división ó sorteo que se hace anual ó trienalmente de las tierras labrantías del término, propiedad del concejo; etc.
He ahí de donde sale la partida complementaria del jornal, con que se equilibran gastos é ingresos en el hogar del bracero campesino. A bien ir, ese cultivo propio constituye su caja de ahorros, de que se sirve para atender á imprevistos y extraordinarios ó como puerta para acabar de salir de su condición de asalariado: en todo caso, es caja de resistencia, reguladora del precio de los jornales, pues permite á los trabajadores, dentro de cierto límite, rechazar las imposiciones de los patronos. Jornaleros así no puede ya decirse que sean cosas, factor nada [Pg. 21] más que estático en la obra de la producción. No son todavía el punto de llegada; pero son ya un punto de partida estimable, desde el cual puede ascenderse en la escala social y nutrir una clase media que en Jerez y la Sierra falta y se echa ahora grandemente de menos. Aunque muy relativo, es un ideal. No tal, dicho se está, que autorice á los reformadores á descansar sobre él; pero sí lo bastante para brindárselo en la primera hora, como transición y como puente, á ese pobre bracero medioeval que depende exclusivamente del jornal diario y que llegada la noche liquida invariablemente con pérdida, sin que le quede nunca para el siguiente día.
¿Qué habría que hacer para obrar esa primera transformación, para llegar al logro de ese «pis aller», de ese transitorio ideal?

Hace poco hube de escribir, á petición de un miembro del Gabinete, un plan de reformas condensado en once números ó conclusiones («el programa de la revolución»); y en la quinta, consagrada al problema que es objeto de esta Información, decía lo siguiente: «5.ª Suministro de tierra cultivable, con calidad de posesión perpetua é inalienable, á los que la trabajan y no la tienen propia, por medios tales como estos: Autorización á los Ayuntamientos para adquirir tierras ó tomarlas en arriendo ó á censo, conforme á la práctica antigua española y á la novísima legislación inglesa, con destino á repartirla periódicamente al vecindario, ó á subarrendarla ó acensuarla á los pequeños cultivadores y braceros del campo; y asimismo, para construir y poseer pantanos, acequias, artefactos hidráulicos y arados de desfonde á vapor, con igual destino. Huertos comunales, como en Jaca. Reconstitución del patrimonio concejil de las comunidades agrarias, subsistentes aún en diversas provincias de España, así en forma de sorteos trienales como de vitas ó quiñones vitalicios. Facultad de invertir en este ramo, sin perjuicio de otros recursos, las láminas de Propios; y aplicación de la ley de Expropiación [Pg. 22] forzosa por causa de utilidad pública, como en Inglaterra. Donde eso no baste, expropiación y arrendamiento ó acensuamiento de tierras por el sistema de Floridablanca, de Campomanes, de la Novísima Recopilación y de Flórez Estrada» (1).
[Pg. 23] El primero de los medios indicados fué el empleado en el siglo XV, en que la propiedad del suelo sufrió una honda transformación, tan acertada, y con ello tan sólida, que todavía duran sus efectos en comarcas y poblaciones numerosas de León y Castilla, y al mismo tiempo tan suave, tan callada, que todavía no han caído en ella los historiadores, siéndome conocida tan sólo por casos esporádicos que he registrado, esporádicamente también, en otra parte. En tesis general, ese creo que es el patrón con arreglo al cual ha de transformarse la propiedad rústica de la Andalucía baja y el que considero más ventajoso para los hacendados y para los jornaleros. El razonar esto, y compararlo con las leyes inglesas de 1887 á 1894 sobre el allotment que le salen fiadoras y en cierta manera lo remozan, dándole una brillante supervivencia, y estudiarlo en su engrane con los demás enunciados que le siguen en el mismo número del programa, me llevaría demasiado lejos, máxime teniendo que relacionarlo con dos cuestiones auxiliares y complementarias tan fundamentales como estas: la cuestión de la «pequeña política hidráulica» (la pequeña, no la grande y ordinaria, que es cosa distinta), y la cuestión del «capital» en los repartimientos de tierra, en que se estrellaron las leyes agrarias del Consejo de Castilla y el Conde de Aranda.
Únicamente, por la importancia que atribuyo á las costumbres de derecho y de economía en la resolución de las cuestiones sociales, reproduciré un texto viejo, conterráneo de la contienda, en representación de muchos otros que tengo expuestos antes de ahora y que arrojan al poco más ó menos la misma resultante. En 1775, la Sociedad Económica Matritense de Amigos del País laureó con el primer premio de cierto concurso la [Pg. 24] Memoria de D. Josef Cicilia Coello, vecino de Ecija, quien sostenía, entre otras, la tesis de que las tierras de los ruedos, ó sea, las que circuyen cada población en un radio de media legua, aunque sean de particulares, deben repartirse entre braceros pobres, en suertes arrendadas que no excedan de 8 á 12 fanegas, y prefiriendo siempre al que menor número de fanegas necesite. Y añadía: «En algunos pueblos se reparten ó están divididos estos terrenos por almudes, y se experimenta que se beneficia mejor, produciendo un celemín de tierra mucho más trigo que una hanega no tan cultivada. Por este medio se lograban dos objetos: uno, que los pobres se fuesen fomentando [mejorar, beneficiarse], que es el de mayor atención; y otro, que no estén reducidas estas tierras á pocas manos de sujetos adinerados, que las estancan é impiden su cultivo á los pobres.»


*
Como se ve, el caso de patología social sometido á consulta pública por La Agricultura Bética (1) es más complejo de lo que parecía y su tratamiento no cabe en una receta. Como quiera que sea, Jerez no necesita consejo de alienígenas para orientarse: sóbranle ciudadanos propios dotados de entendimiento y de corazón que dominan el problema, y que además lo «sienten», tales como D. José Barrón, D. Amalio Sáiz de Bustamante, D. Julio González Hontoria, D. Pedro Guerrero, el Sr. Conde de San Bernardo, el obrero D. Manuel Moreno por su buena orientación oportunista, etc.
Por otra parte, cuanto sobre esto se discurra y escriba paréceme que es como arar en el mar y predicar en desierto. Cuatro siglos son tiempo bastante para acreditar una experiencia [Pg. 25] que la historia, dudando de nosotros, haya querido hacer; y los siglos XVI al XX sedimentan esta desconsoladora conclusión, que ahora empezamos á deletrear: España carece de aptitudes para la vida moderna, en lo económico ó industrial lo mismo que en lo financiero; en lo científico, en lo diplomático, en lo colonial, en lo militar lo mismo que en lo político. Problemas sociales mucho menos arduos que el de autos vienen anchos á nuestra incapacidad para la acción, que parece constitucional, y andan rodando una y otra generación por prensas y discursos sin adelantar un paso. Lo que otros pueblos ejecutan en cuatro años, no acertamos nosotros ni á embocarlo en ciento. Y los jóvenes no prometen más de lo que los viejos han hecho. El conflicto agrario de Andalucía estalló el año pasado en las mismas circunstancias que este: se prometieron reformas; y naturalmente, no se ha llevado á cabo ninguna. En los mismos términos en que queda entablado el litigio este año, amanecerá el que viene, y el otro, y el otro... Ni los terratenientes, ni los labradores, colonos ó arrendatarios de aquellos, ni el Gobierno, ni los Ayuntamientos, ni el Parlamento, ni, en general, las clases directoras, comenzando por el clero, harán nada de lo que á cada uno compete en el hallazgo de la solución y en su planteamiento. Los Jerique y Carlos del Río y Castro y La Peña y Troyano envejecerán cursando la trochas de las sierras y de la campiña uno y otro año, para repetirse como rosario de bonzo; embadurnaremos otros de arbitrismos y retóricas millares de cuartillas, de que las presentes no son sino una avanzada, haciéndonos la ilusión de que hemos hecho algo en favor de esa raza admirable de héroes y mártires, ante la cual me siento humillado; los que entre ellos vayan escapando, por milagro patente, á la insolación y al hambre, serán diezmados periódicamente por el maüser de sus hijos ó de sus hermanos, villanamente arrastrados al ejército contra la constitución y contra la ley; aguantarán valientemente los contrarios el furor de las represalias; lo que no se gasta en bombas [Pg. 26] para regar hortalizas se gastará en bombas para apagar incendios; chocarán hoz contra hoz portugueses y malagueños; saldrán á luz nuevas ediciones de lo de 1861, de lo de 1882, de lo de 1892, sin dejarnos nunca una enseñanza en el cerebro ni en el corazón;—y en suma de todo, se liquidará el presente ¿qué duda cabe?; la vieja estructura social acabará por eclipsarse y desaparecer, mudada en otra más en armonía con las exigencias y predicados del siglo; y el problema de la nivelación de los presupuestos de ingresos y gastos del jornalero acabará por resolverse, sí, pero... como se resuelve todo en nuestro país; como se ha resuelto, pongo por caso, el problema de las Antillas y el de las Filipinas. Antes que la noria de nuestra política saque agua en vez de alumbrar sangre, pasarán muchas cosas, incluso ¡ay! quizá nuestra desmedrada bandera.
¿Que no tengo razón? Con verlo basta. ¡Lo malo es que ya está visto! De todos modos, guárdese siquiera de desmentirme quien no haya de hacerlo más que con la lengua...
Volver Arriba
[Pg. 16](1) La ración de vida, según cálculo del Ministerio de Hacienda, cuesta por día y persona, á los precios corrientes, 62 ó 63 céntimos de peseta mínimum.
[Pg. 22](1) Siendo Ministro de la Gobernación D. Segismundo Moret, en 1902, presentó al Senado, en 23 de Octubre del mismo año, un Proyecto de ley de reforma de la ley Municipal, y en la exposición ó preámbulo oral sienta este economista sus ideales colectivistas en esta forma:
«El Municipio es una personalidad jurídica: el Municipio puede adquirir, puede poseer: las leyes desamortizadoras han concluído su acción. Pues el Municipio queda «ipso facto» autorizado á dar á los braceros en eufiteusis, en censo, en huerto comunal, en aprovechamiento común, en aparcería, los lotes de su terreno, y si acude al Estado para convertir dehesas de aprovechamiento común en bienes de propios, el Gobierno se lo concederá también. No digo en esto nada que pueda parecer cosa propia, porque esto lo dijo desde antes de la desamortización, como uno de los grandes remedios que transforman la sociedad española, D. Alvaro Flórez Estrada. Eso lo han sostenido después todos los pensadores que se opusieron inútilmente á la manera de realizar la desamortización; hubo que hacerla política, porque la política era el único medio de asentar el régimen constitucional... Estas ideas han sido gallardamente expuestas por Joaquín Costa. De esto tenemos también ejemplo en nuestra antigua legislación y en las provincias del Norte, con lo cual se ha cortado allí el desarrollo del socialismo agrario, porque no quiere nunca lo de los demás aquel que tiene algo suyo y necesita defenderlo.

Pues esto es lo que aquí se os propone elevar á sistema. Si luego no tienen los Ayuntamientos esos bienes y quieren adquirirlos, que los adquieran. Si algunos, como varios propietarios de Córdoba y de Jaén, los ofrecen á los Ayuntamientos en ciertas condiciones, ó ellos mismos hacen esos contratos de aparcería, mejor aún, y en seguida la ley Torrens para el Registro de la propiedad.
Así se facilitará al obrero lo que trata de conseguir por medio de las huelgas, y se le proporcionarán ventajas como las que reportan los huertos comunales de Jaca, las aparcerías de Santander y los censos enfitéuticos de las provincias de Levante.
Tal es, señores, el carácter social de esta ley. No la presenta el Gobierno para las clases conservadoras, para la masa general del país: no busca interesar en ella á esto que llamamos organismo total del Estado: quiere

[Pg. 23]
que sepan las clases menesterosas y desheredadas que también para ellas se abre este horizonte, dentro del cual se unen todos los pensadores para procurar rescatarlas de la pobreza é impedir que continúen á merced de los criminales...»
[Pg. 24](1) Información pública acerca de la «Cuestión agraria en Jerez de la Frontera», abierta por La Agricultura Bética.—Jerez, 31 Agosto 1902, número 156, t. VI, págs. 308-312.

viernes, 14 de abril de 2017

Jerez republicano: 14 de abril de 1931

Manuel Moreno Mendoza, primer alcalde de la IIª República en Jerez.

-----------------

Es intolerable que el rey insulte a la memoria histórica (25-12-2016: http://memoriahistoricadejerez.blogspot.com.es/2016/12/es-intolerable-que-el-rey-insulte-la.html).

   El discurso del rey me ha parecido profundamente insulso, manido y ajeno a la situación de extrema pobreza que padece un gran porcentaje de la población española. Su repetitiva petición de diálogo y consenso, en vez de pedir justicia y dignidad para todos, me sorprende por su estrecho maridaje con la terminología del actual discurso del PP. Su cacareado "diálogo" ha sonado a permaneced agradecidos y obedientes al nuevo gobierno de España, aguantad que ya vendrá un futuro mejor. Ha llamado a la esperanza y a la solidaridad de todos en los tiempos difíciles, pero no a la Justicia. De la Justicia con mayúsculas ni mú, pero sí ha hablado mucho de "sacrificio y abnegación"...

   Ha sido un discurso descaradamente anti-independentista y anti-Podemos, es decir, un discurso políticamente intencionado que ha equiparado las reivindicaciones sociales, las normales tensiones políticas fruto de las exigencias de cambios sociales profundos, directamente con desequilibrio, desintegración, intolerancia... Pero lo que peor ha hecho el llamado rey Felipe VI, aparte de no mencionar los gravísimos casos de corrupción que asolan el país, etc., es tratar de denigrar finamente a quienes intentamos que las víctimas del franquismo dejen de estar en las cunetas mientras que José Antonio Primo de Rivera y Francisco Franco descansan gloriosamente en el Valle de los Caídos...

   Porque en el minuto 12 del vídeo divulgado por el rey se dice, refiriéndose a algunas demandas políticas de vascos, catalanes, etc., que quiere una España "donde nadie agite viejos rencores o abra heridas cerradas". Esto parece en toda regla una equiparación de quienes pretenden reformas profundas de la Constitución con promotores de situaciones como las que dieron pie a la guerra civil. Parece, y así lo han advertido ya algunas organizaciones y partidos políticos en el mencionado discurso, que o aceptamos todos lo que Él representa o estaremos trabajando para una guerra civil que instaure una república separatista (seguramente los viejos rencores y las heridas cerradas a las que se refiere).

(El Guadalete, 15-04-1936)

   Que el rey diga que todo lo que no sea Él es el caos (autocomparándose al futuro y a la esperanza, frente a un pasado de divisiones y enfrentamientos...) que Él diga esto en un discurso de navidad, que el rey se vanaglorie impúdicamente de ser supuesto garante de los problemáticos partidos políticos que no se ponen de acuerdo sino gracias a él y por él, que el rey deje entrever que la única alternativa a él es un pasado ruinoso (seguramente se refiere al contexto de la guerra civil)... es intolerable. El lenguaje empleado por este rey ha querido vincular la memoria histórica con el avance de las peticiones de vascos y catalanes. Ha dejado clara y tautológicamente dicho que todo lo que no sea Él son "viejos rencores" y afán de abrir "heridas cerradas", que todo lo que no sea Él es la vieja República. Su discurso -siempre referido al futuro y a la esperanza-  es profunda y explícitamente antirrepublicanista, pero no solo en lo que se refiere al modelo de estado, sino también porque quiere súbditos con espíritu de sacrificio y abnegación antes que ciudadanos libres que exigen inmediatamente cambios que de verdad hagan progresar la sociedad.

   Pero convertir sus preocupaciones personales (perder el trabajo que por el momento la Constitución le encomienda) en el centro de su discurso navideño tratando de llevarse por delante a la memoria histórica, a Podemos y al independentismo, es intolerable, es insufrible y debería ser objeto de una severa sanción por parte del Parlamento a la llamada casa real. Según este rey, mirar a la historia es peligroso y subversivo. Se ve que no le gusta que nadie sepa de dónde viene él.

----------------------- 

BANDO MUNICIPAL PROCLAMANDO LA II REPÚBLICA EN JEREZ (17/04/1931):


El periódico conservador El Guadalete publicó estas noticias el día 15 de abril de 1931:






martes, 11 de abril de 2017

"La batalla del mercado (Leyenda andaluza)", de José Antonio Lavalle (1841)


En el tomo cuarto, pp. 585-591, de la Revista Andaluza (1841) nos encontramos con un ameno texto del autor jerezano José Antonio Lavalle dedicado a la ensangrentada situación política en Jerez en el año 1467. El texto entero haciendo click aquí: LA BATALLA DEL MERCADO (J.A. LAVALLE)


Destaca en este interesantísimo texto de Lavalle una referencia a la posición del pueblo de Jerez respecto a las luchas de poder entre caballeros y los negativos efectos de la guerra contra Granada en la vida económica y social de nuestro término municipal, refiriéndose a la resistencia de los trabajadores, capitaneados por un tal "Gómez el cristiano viejo", según José Antonio Lavalle (el cual no cita ninguna fuente documental ni apoyo bibliográfico):
En su Historia de Jerez, el gran historiador Hipólito Sancho Mayi nos habla largo y tendido de las banderías en Jerez. Repasemos su capítulo sobre este tema, donde se refiere a las luchas fratricidas en ese mismo año 1467 (hacer click): BANDOS EN JEREZ (HIPÓLITO SANCHO)Creo que hay mucho no estudiado en profundidad detrás de todas estas referencias que Hipólito, Rallón, etc., dan sobre estos hechos...

Citando a los rufianes Antón Buenamiel y Fernando el cojo, como Lavalle hace en su artículo, refiere todo este enfrentamiento civil en Jerez el historiador Fray Esteban Rallón:

CAPITULO XIII: Le que en este tiempo pasó entre los particulares de Xerez

"Las controversias pasadas entre los dos Alcaides Pedro de Vargas y Esteban de Villacreces no han
permitido interrupción en el proceso del tiempo, y asi es necesario volver atrás al año pasado de
1467, en el cual no había menos inquietudes entre los particulares de la Ciudad que las que ella misma padecía por apagar el fuego de los de fuera. Estaba esta república llena de hombres facinerosos á quien llamaban rufianes, los cuales a la sombra de los caballeros hacían insultos y maldades, robos y muertes, efecto de los bandos en que la nobleza estaba dividida, cuya disensión obligaba á cualquiera de ellos á valerse de este género de gentes para tener séquito.

No porque la nobleza de Xerez se haya favorecido de este género de gentes, ha patrocinado sus maldades; sino porque siendo ellos desalmados, hallaban comodidad para ello en la falta de paz, y si los recogían, era por mejorar su partido; y con ellos mismos resistir á los que estaban en la parcialidad contraria y vivir más asegurados con ellos; con que se hacían los unos cómplices de los otros, y ellos se tomaban mas licencia para ser malos, y andar armados, con que se hacían más temidos; pocos días se pasaban sin pendencias, heridas o muertes, porqué estos malos hombres no solo acometían á los enemigos, sino á los vecinos honrados y quietos, que independientes de pasiones y sentimientos comunes, se estaban en sus casas cuidando de ellas y de sus haciendas, á cuyo efecto veremos el Cabildo de 11 de Junio del año pasado 1467, en el cual se trató de una batalla que habían dado en las calles de Xerez, donde fué tanta la sangre, que fué necesario acudir por remedio á el Duque de Medina para que como virrey ó Superitendente del Andalucía le pusiere remedio.

Vino á Xerez, llamado de la Ciudad, tomó la mano en la composición, y volvió á hacer otras paces en la iglesia de San Marcos y se les dió asiento en esta forma: Estando el magnifico y muy virtuoso señor Duque de Medina Sidonia, Conde de Niebla, Señor de la ciudad de Sanlúcar dentro de la iglesia de S. Marcos de esta Ciudad, en la capilla que dicen de Nateras (hoy del Sagrario): asentado asimismo estando ende los honrados GarcíaDávila y Alvar López, veinticuatros y Juan Nuñez, Jurado, é eso mismo, estando el Jurado Juan de Torres é otros caballeros de esta Ciudad, en presencia de Antón Franco, escribano del Rey, y testigos yuso escriptos el dicho Señor Duque, estando asentado según dicho es, dió a mí el escribano dos escrituras en un pliego de papel, la una firmada de su nombre é sellada con su sello, y la otra firmada de ciertos nombres: la primera está á la letra en el Apendice número 17. En ella dice el Duque que por cuanto el martes pasado, que se contaron nueve dias del mes de Junio, hubo acaecido en esta Muy Noble é Muy Leal Ciudad de Xerez de la Frontera, cierto ruido y levantamiento entre algunas personas caballeros, escuderos, y criados de su casa y naturales de esta Ciudad, en el cual ruido hubo ciertas heridas de los sobredichos caballeros, e asi mismo fueron cometidos y hechos otros excesos, los cuales dichos caballeros acatando la grande naturaleza é crianza que en mi casa han habido é tienen y el gran amor y buena voluntad que siempre les tuvo y tiene para los honrar y facer mercedes, asi a ellos particularmente como al bien público, etc.

En un libro antiguo, de donde he sacado estos instrumentos, dice su autor que á esta llamaron la del Mercado, de donde se refiere que eran tan frecuentes estos encuentros que para entenderse los diferenciaban con sus nombres propios.

En 10 de Agosto se juntó la Ciudad en su Cabildo, y deseosa de que esta paz permaneciese y fuese perpetua, propuso el Jurado Juan de Torres que luego sé diese orden en poner remedio á los rufianes y hombres de á pié, mala gente, y que no estuviesen esta Ciudad y que ninguna persona los tuviese, y que los que los tuviesen, los echasen luego de su poder, y a cada uno de los caballeros de esta Ciudad y de el dicho Cabildo señalase para su servicio buena gente y de sosiego, porque la Ciudad estuviese pacífica y llana. Y que requería a los señores que así lo hiciesen, porque toda pacificación y llaneza hubiera en esta ciudad

Luego dijo Pedro Rodríguez, Jurado, que cerca de las casas de su morada, Antón Buenamiel y Fernando el Cojo, tenían tablero de un año á esta parte; y otras muchas cosas se hablaron concernientes todas á este fin y dirigidas á él y á la conservación de la paz, y por conclusión se dijo que todos los Veinticuatros y Jurados y cada uno de ellos señalasen las gentes de sus familias, para que reservadas las demás, fuesen echados de la Ciudad y para que se vea el modo con que en aquel tiempo se portaban los caballeros de Xerez, pondré aquí las familias como cada uno las señaló:"

==========

Revista Andaluza:

Sobre la Revista Andaluza véase:

lunes, 10 de abril de 2017

Dos documentos de 1467 sobre puercos y tejedores en Jerez de la Frontera.


Las cosas no eran antes como hoy... eran muy muy diferentes. Hoy tenemos agua corriente en nuestras casas, televisión, comida abundante, un médico siempre cerca... Antes la gente no tenía nada de esto, el mundo no era redondo y el ciclo vital de cada persona terminaba muchísimo antes de los 84 años, que es la fecha, aproximadamente, a la que podemos llegar hoy si no se presentan dificultades. El universo en que vivían los hombres y mujeres del medievo era bastante más crudo y la escasez, la violencia, las arbitrariedades de los gobernantes (a pesar de la minuciosidad de las reglas y ordenanzas que veremos aquí mismo), las guerras, las epidemias, etc., hacían estragos.

Asomarse a este difícil mundo, aún muy desconocido en Jerez, puede hacerse fácilmente consultando las preciosas actas capitulares de los siglos XV y XVI que se conservan en el Archivo Municipal, donde se atesoran mil historias jerezanas que, más allá de la curiosidad que hoy nos causan estos hechos, revelan situaciones, circunstancias, datos, etc., muy interesantes para conocer nuestras raíces históricas. A modo de ejemplo, podemos presentar dos breves textos: uno sobre la reglamentación de la matanza de puercos, y otros sobre la forma en que el gremio de tejedores se organizaba en el Jerez de 1467:

(AMJF, AC, 1467, fº 43v.)

Texedores seis omes. E luego benyeron al dicho cabillo francisco de rueda e juan gomes e francisco gonsales e Bartolomé / ruys e sanches e luys gonsales texedores que son los cinco diputados de los seis que han de sacar allcalde / en cada un año segund que xeres lo tiene ordenado e dixeron quel otro que era manuel xime- / nes estaba mal y que non podía venir al dicho cabillo que les pedía por merced que dellos rescibie- / sen el juramento que en tal caso se requiere e que del dicho manuel ximenes seyendo sano asy [co] / mo seria rescebido, e luego los dichos señores rescebieron juramento en forma devyda de ____ / el nombre de dios e de santa maria e sobre la señal de la cruz en que puso sus manos derechas de usar / los dichos oficios verdaderamente guardando lo que guardar devian e que en el declarar de los allcaldes / del dicho su oficio lo farán justa e verdaderamente tales personas sabidores en el arte e / del dicho oficio en que la republica desta ciudad no rescibiese engaño

(AMJF, AC, 1467, fº 52r.)

Puerco, garçia de avila. E el dicho garçia de avila dixo que como quier quel avia prinçipiado la fabla de le mandar dar / licencia para cortar puerco las dos semanas primeras de agosto y antes que pedro de sepúlveda / por que tenía nescesidad que por el impedimento quel dicho pedro de sepúlveda pusiera había ce- / sado porque parescia quel asi mismo tenía nescesidad que les pedía por merced que por que en- / tre ellos se había dado orden en el dicho cortar que a la ciudad plugiese mandar que ellos / cortasen las dichas dos semanas e luego fue dicho quel dicho concierto de entre ellos era / quel dicho pedro de sepúlveda cortase la primera semana e el dicho garcçia de avila la segui- / da semana e los dichos señores dixeron que pues que elos eran de acuerdo que ellos eran / e son en los dichos pedro de sepúlveda e garçia de avila veintiquatros corten las dichas / dos semanas primeras de agosto el dicho puerco e no otro alguno, la primera semana el dicho pero de / sepúlveda e el dicho garçia de avila la segunda semana e que corten la libra del puerco a dies / e ocho cornados que es un cornado más que la libra de la carne de la vaca, este prescio sin los / dos cornados de xeres.

domingo, 9 de abril de 2017

El asesinato en Jerez de la reina Doña Blanca (1361) a manos de Juan Pérez Rebolledo.

En el tomo tercero de la Revista Andaluza (1841) aparece un artículo de J.A. Lavalle titulado:


Puede accederse a dicho artículo haciendo click aquí: LA MUERTE DE DOÑA BLANCA
De este J.A. Lavalle sabemos que era III conde de Premio Real: "D. José Antonio de Lavalle y Sánchez Trujillo: Consejero de S. M. en el de Agricultura, Industria y Comercio. Comendador de la Real Orden de Isabel La Católica, y Presidente de la Real Sociedad de Amigos del País, de Jerez de la Frontera, punto de su residencia, casó con Dña. Ana Romero Montezuma Ramón Corbacho y Guerra, teniendo por Hijos de este Primer Matrimonio: a) D. José Antonio de Lavalle y Romero, Tercer Conde de Premio-Real, por carta de Sucesión dada en 1879, y Conde La Estrella, Consúl de España en Quebec, Canadá, en 1882. Murió sin Sucesión. b) Dña. María de la Estrella de Lavalle y Romero. Y del Segundo Matrimonio, con Dña. María de la Caridad Rodríguez de Vera-Basurto Sánchez y Diaz de la Guerra, sus hijos: a) D. Fernando de Lavalle y Rodríguez Vera-Basurto, b) Dña. María del Carmen de Lavalle y Rodríguez Vera-Basurto". (http://www.palacio.org/DeLavalle/1erCondeDePremioReal/00000046.htm). Y de J.A. Lavalle nos dice el investigador Roberto Garvía en su trabajo "Loterías: un estudio desde la nueva sociología económica" (CIS, Madrid, 2008) lo siguiente:

Pascual Madoz, en el volumen 9 (artículo dedicado a Jerez, en pp. 615 y ss.) de su monumental Diccionario Geográfico-Estadístico de España (1845) dice también de Lavalle: "Debemos tributar aquí un justo homenaje de consideración a la laboriosidad de nuestro ilustrado corresponsal en Jerez, el sr. D. José Antonio Lavalle, quien nos ha facilitado cuantos datos hemos creído deber consultar para la redacción de este artículo". Lavalle también publicaría en la Revista Andaluza un trabajo histórico, "La batalla del mercado", a la que nos referiremos en otra entrada de este blog. Góngora (Materiales para la historia..., p. 136) señala, por ejemplo, esta nota: 357.-ASOCIACION DE LA ESCUELA GRATUITA DE ENSEÑANZA MUTUA. Jerez de la Frontera 23 de Marzo de 1841. J. A. de Lavalle, Accionista-Secretario. Consideraciones sobre el estado de la escuela, al hacerse cargo de ella la nueva Junta; haciendo constar, que llegó a doscientos el número de alumnos. 2 h. 8.°

El historiador Parada y Barreto, en sus Hombres Ilustres de Jerez, nos dice de este luctuoso asunto que tanto ha llamado la atención a la historiografía local: el asesinato, quizás cometido en el castillo de doña Blanca, de la esposa de Pedro el Cruel:

<<Pero otro suceso no menos ruidoso que el de la muerte violenta del monarca, había tenido lugar en Jerez en el año de 1361. La reina Dña. Blanca, que había sido repudiada del nupcial lecho, apenas verificado su desposorio, vivía por entonces sola y presa en la torre jerezana del valle de Sidueña, á la sazón que era alcaide del alcázar de Jerez Juan Pérez de Rebolledo. La reina había recorrido prisionera los castillos de Arévalo, Sigüenza, Toledo y Medina Sidonia, y el rey la miraba como un motivo que en parte contribuía á sus sinsabores y conflictos, porque realmente su nombre había sido en más de una vez tomado por sus contrarios como causa de rebelión. Un día que el rey se solazaba cazando solitario por las sierras de Jerez, vino un hombre en traje de pastor á sorprenderlo de repente y le recordó sus deberes para con la reina: y esto que tal vez sirviera de intimación á un alma de menos temple, acabó de irritar su ánimo contra aquella y se decidió terminantemente á deshacerse de su persona. La cruel orden de muerte fue entonces dada con toda decisión, y Pérez de Rebolledo fue el único de entre los servidores del monarca que se atrevió a manchar su nombre con un crimen, que la historia no podrá jamás justificar. Dña. Blanca se vio en el duro trance de tener que obedecer a sus verdugos y con yerbas que le dieron acabó aquella infeliz princesa una vida de que no había disfrutado sino entre penas y sufrimientos. Su cadáver fue desde el castillo trasladado sigilosamente al convento de San Francisco de Jerez y enterrado en una capilla que por donación de los reyes católicos fue luego de propiedad de la familia de los Vargas (1) Después de este lamentable suceso, que en la ciudad debió causar honda impresión, Juan Pérez de Rebolledo siguió mandando en el alcázar hasta el año de 1366 en que apoderados, como ya hemos dicho, del gobierno de la población los partidarios de D. Enrique, hicieron preso a Juan Pérez, y llevado ante el infante, que a la sazón se hallaba en Sevilla, fue mandado arrastrar y colgar públicamente su cuerpo en los caños de Carmona".



(1) Esta donación fue hecha a Alonso Pérez de Vargas, en privilegio de "10 de Agosto de 1483, donde se dice asi: "Vos fago merced de un suelo e capilla que es en el monasterio de San Francisco de la ciudad de Xerez de la Frontera, el cual suelo é capilla de que yo vos fago merced es en el que estaba la reina D.» Blanca, que Dios haya, que yo obe mandado sacar sus huesos é poner encima del altar mayor.» En tiempos de Felipe II, se mandó averiguar si efectivamente existía en Jerez dicho enterramiento, por dudas que en ello había, y se halló efectivamente en el sitio indicado por el anterior privilegio, de lo que extendió certificado el escribano Francisco Núñez, según aseguran los historiadores jerezanos, y principalmente el Padre Rallón, que dice vio el certificado y conoció al escribano, además de asegurar que con ocasión de un hundimiento de la iglesia se sacó otra vez el cadáver y tuvo ocasión de verlo encerrado en una caja de cedro que estuvo depositada durante la obra en la celda del Padre Guardián del convento">>

---------------------

para más información:

https://www.mirajerez.com/27/01/2017/la-reina-de-castilla-que-fue-asesinada-y-enterrada-en-jerez/

http://www.entornoajerez.com/2016/12/por-los-campos-de-jerez-con-pedro-i-el.html

http://antoniomariscaltrujillo.blogspot.com.es/2016/06/dona-blanca-de-borbon.html

Añado aquí otro curioso artículo sobre el caso del asesinato de Doña Blanca y su enterramiento en Jerez:



jueves, 6 de abril de 2017

De "Colegio José María Pemán" a "Colegio Gloria Fuertes", otro paso adelante de la memoria histórica en Jerez

Presentamos aquí tres documentos relacionados con el cambio de nombre del colegio que se llamaba Pemán al renacido colegio que ahora, afortunadamente, se llama "Gloria Fuertes". El Pemán oscuro que recorría los frentes de guerra alentando a los militares golpistas y que luego organizó una purga mortal contra los maestros y maestras de la República quede atrás para siempre:

1º.-Carta dirigida por la Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez al Delegado Provincial de Educación, con copia al Consejo Escolar del antiguo colegio José Mª Pemán.

2º.-Noticia de La Voz del Sur explicando la votación que ha tenido lugar en el centro educativo jerezano.

y 3º.-Nota de prensa de la Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez congratulándose por el nuevo nombre "Gloria Fuertes"

===========

"...y quiero comprarme a plazos una flor natural como las que le daban a Pemán algunas veces..." :




1º.-Carta de la Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez al Delegado Provincial de Educación:

D. Juan Luis Belizón Guerrero
Delegación Territorial de Educación de Cádiz
Antonio López 1 y 3 / 11004 Cádiz                                          Jerez, 3 de marzo de 2017.

Sr.:

Mediante la presente le requerimos para que sea suprimido el nombre de CEIP “José María Pemán” y se denomine de otra forma a este centro educativo situado en c/ Alcalde Manuel Diez Hidalgo, 27, 11405 Jerez.

El motivo es que dicha actual denominación infringe claramente el artº 15.1 de la vigente ley 52/2007 de Memoria Histórica que dice: “Artículo 15. Símbolos y monumentos públicos. 1.-Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas”.

Ponemos en su conocimiento que por ese mismo artículo ya el pleno municipal de 30 de julio de 2015 del Ayuntamiento de Jerez decidió quitar el busto homenaje a José María Pemán del vestíbulo del teatro Villamarta. Asimismo, le recordamos que José María Pemán fue un intelectual que se caracterizó por su continuada, encendida y pública adhesión al general Franco y al golpe militar de 18 de julio contra la II República. Su ideario fascista es conocido por todos y sus palabras en favor del exterminio de los oponentes políticos también: «La idea de turno o juego político, ha sido sustituida para siempre, por la idea de exterminio y expulsión, única salida válida frente a un enemigo que está haciendo de España un destrozo como jamás en la historia nos lo causó ninguna nación extranjera» (J.M. Pemán: Arengas y crónicas de guerra, Ed. Cerón, Cádiz, 1937, pág. 13). Son igualmente conocidas sus ideas machistas que divulgó muchos años como director y colaborador de la revista Ellas, así como su acción directa en la actuación depuradora del magisterio español desde su cargo de presidente de la Comisión de Educación y Cultura en el régimen de Burgos.

Igualmente, le rogamos muy encarecidamente nos informe, además del asunto para el que aquí le requerimos su urgente actuación, acerca de cuántos casos como el que le estamos comentando existen en la provincia de Cádiz (como el IES “Menéndez Tolosa”, en La Línea).


A la espera de sus noticias, estamos a su disposición por si necesita de alguna aclaración o reunirnos con Vd. si así lo estima.

Atte.,

PLATAFORMA POR LA MEMORIA DEMOCRÁTICA DE JEREZ (CCOO, UGT, CGT, USTEA-Intersindical, Todos los Rostros, Centro de Estudios Históricos de Andalucía, Investigadores asociados a Todos los Nombres, Ganemos Jerez, Izquierda Unida Jerez)


De poeta franquista a poeta pacifista: el CEIP José María Pemán se llamará Gloria Fuertes
La célebre escritora, de cuyo nacimiento se cumplen cien años este 2017, se impone sobre las demás denominaciones con 117 votos de los 204.
lavozdelsur.es Seguir a @VozdelSurJerez
06-04-2017 / 09:08 h.

De poeta a poeta. CEIP Gloria Fuertes, ese ha sido el resultado final de la votación en la que han participado 204 padres y madres del, entonces, CEIP José María Pemán, el pasado lunes 3 de abril. La decisión partía del Consejo Escolar, tras una reunión en la que se recordó que el nombre del colegio infringe el artículo 15.1 de la vigente Ley 52/2007 de Memoria Histórica. Fue la Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez la que informó en un escrito a la comunidad educativa del centro que se infringía la ley y de hecho la misma plataforma lo puso en conocimiento del delegado territorial de Educación, Juan Luis Belizón.

Tres eran las opciones: Gloria Fuertes, en recuerdo a la célebre escritora, de la cual este año se cumplen 100 años de su nacimiento; Arquitecto Fernando de la Cuadra e Iriza, quien diseñó, entre otras, las barriadas de España y La Constancia, barrios cuyos niños además aglutina el actual Pemán; y Huerta de Terry, antigua denominación de La Constancia y Barriada de España. Y finalmente, la propuesta de la poeta de la posguerra, frente al escritor, un férreo defensor del bando nacional durante la Guerra Civil, se ha impuesto sobre las otras dos denominaciones con 117 votos de los 204. De la Cuadra, famoso en la ciudad por diseñar algún que otro barrio de la ciudad, ha conseguido 54 votos, frente a los 34 de Huerta de Terry.

El centro educativo resalta que Gloria Fuertes no tiene una vinculación con Jerez, como las otras dos opciones, pero también reconoce que el alumnado está muy familiarizado con los versos de la escritora, cuyas obras "han trabajado mucho en clase". Dirección había pensado hacer el recuento de votos después de Semana Santa, pero decidieron contabilizarlos en la tarde del pasado 5 de abril. También, desde el centro, destacan que hubo 35 papeletas que fueron considerados como votos nulos, con los que algunos padres expresaron su deseo de que Pemán siguiera dando nombre al colegio. Pero finalmente, Gloria Fuertes será la tercera denominación de este colegio, que tiene ya 84 años y que antes de José María Pemán, que se modificó tras la Guerra Civil, se llamaba Vicente Blasco Ibáñez.


3º.-Nota de prensa de la Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez:
BIENVENIDA GLORIA FUERTES A JEREZ, ADIÓS A JOSÉ MARÍA PEMÁN.

La Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez se congratula del cambio de nombre del colegio José María Pemán por el nombre Gloria Fuertes.

Mientras que José María Pemán, de ideas muy machistas, apoyó el régimen de Franco desde el mismo momento del golpe militar del 18 de julio de 1936 y luego se hizo máximo responsable de la depuración de maestros y maestras de la República, Gloria Fuertes es el ejemplo de una querida intelectual de la democracia que destacó siempre por su obra de valores críticos y humanistas. De ella se ha escrito: “Aunque sus lecturas de juventud son los poemas de Bécquer, Rubén Darío y Gabriel y Galán, lo que más le influye a la hora de escribir es la llegada de la Guerra Civil, reconociendo por escrito que sin la tragedia de la Guerra Civil, quizá ella no hubiera empezado nunca a escribir poesía. Debido al horror de esta guerra, su visión de la vida es triste y no logra entender el absurdo de la civilización moderna capaz de luchar por cosas sin importancia, ignorando la destrucción de niños, motivo principal por el que el tema antibélico estará presente en su poesía de forma contundente”.

Lo que representan José María Pemán y Gloria Fuertes son como la noche y el día, razón por la cual nos parece que esa comunidad educativa ha elegido con acierto el nuevo nombre de su centro, el cual, por cierto, está situado en una barriada que fue, antes de que viniera la enorme sangría humana que falange y militares desataron en Jerez, el solar donde una cooperativa obrera empezó a construir un proyecto solidario de viviendas cuyo nombre se dedicó al histórico sindicalista Pablo Iglesias.

El cambio de nombre no solo beneficia a padres, madres, alumnos, alumnas, profesoras y profesores de ese centro educativo, beneficia también a Jerez entero porque es una muestra más de cómo la ciudadanía no cesa de expresar públicamente su apoyo a la democracia y su oposición a los oscuros símbolos del franquismo.

Pensamos que el Ayuntamiento de Jerez debería tomar buena nota de lo sucedido y poner en marcha las medidas concretas que se le han pedido muchísimas veces ya: a) activar su anunciada oficina de memoria democrática, b) derogar, como se acordó en un pleno de 30/07/2015, los honores y distinciones concedidos a destacados franquistas por el propio Ayuntamiento, c) dignarse a contestar a una carta que le dirigimos hace varios meses en la que le pedíamos la devolución al patrimonio municipal de la casa del comandante Arizón en c/ Taxdirt y la retirada de un monolito dedicado a una unidad militar creada por Franco en el cuartel desde donde se dirigió el golpe militar en Jerez, d) adherirse a la llamada querella argentina sobre las víctimas de la guerra civil, tal como le hemos pedido en un pleno municipal hace un año, etc. Nos parece que esta inadmisible lentitud del Ayuntamiento contrasta no solo con la decisión que la comunidad educativa acaba de tomar, sino con las muchas reivindicaciones que en materia de memoria democrática le han presentado varias e importantes organizaciones de la sociedad local agrupadas en esta Plataforma.

En Jerez mataron a muchos maestros y maestras, como Carmen Hombre, Teófilo Azabal, Antonio Gálvez, Cristóbal Castillo, Juan Jiménez, Juan Antonio Marín, Juan Arzoz, etc. Y estos hechos no merecían que alguien como José María Pemán, a quien llamaban el cantor del régimen, diera nombre a un colegio de nuestra ciudad. Bienvenida Gloria Fuertes a Jerez, Adiós a José María Pemán.

PLATAFORMA POR LA MEMORIA DEMOCRÁTICA DE JEREZ:

UGT, CGT, CNT-AIT, CC.OO., Todos los Rostros, Ganemos Jerez, Izquierda Unida, Investigadores asociados al proyecto andaluz Todos los Nombres, USTEA-Intersindical, Centro de Estudios Históricos de Andalucía, Asociación de Familiares de Víctimas del Franquismo en Jerez.

martes, 4 de abril de 2017

Congreso de historia de los jesuitas en El Puerto de Santa María.


Ayer comenzó en El Puerto de Santa María el congreso internacional conmemorativo del 250 aniversario de la expulsión de la Compañía de Jesús por Carlos III

domingo, 2 de abril de 2017

Nombramiento real de Gonzalo Pérez de Gallegos como caballero 24º de Xerez (1530)



Por quanto por parte de vos Gonçalo Pérez de Gallegos vesino de la ciudad de Xeres de la Frontera me fue fecha relación que a causa de / avernos llamado a la corona e averla rresumido conforme a las leyes e prematicas de estos reynos no podeis tener ni usar de / ofiçio real nin público e me suplicastes e pedistes por merçed que porque Gonçalo Pérez de Gallegos vuestro padre nuestro veynte e quatro de la dicha / ciudad os quiere renunciar el dicho ofiçio mandase dispensar con vos para que non embargante lo susodicho le pudiesedes te- / ner e usar o como la mi merçed fuese. E yo por contemplación del infante don Luis mi muy caro e muy amado her- / mano que me lo enbio a pedir con grand instancia e acatando vuestros servicios tovelo por bien, por ende por la presente dispenso con / vos para que podáis tener e poseer e usar el dicho ofiçio de veynte e quatro de la dicha ciudad quel dicho vuestro padre vos re- / nunçiare non enbargante que os ayais llamado a la corona e la ayais resumido, non enbargante que las quales leyes e / prematicas destos reinos que en contrario aya las quales doy por ningunas e de ningund valor y efecto en tanto / _esto quedando en su fuerça e vigor para en lo demás. E por esta mi çédula mando a los del nuestro Consejo ____ e / oidores de las nuestras audiencias, alcaldes, alguaçiles de la nuestra casa e corte e chançillería e a todos los corregidores, asistentes gover- / nadores, merinos, prebostes e otras justiçias e jueçes qualesquier de todas las ciudades, villas e lugares de los / nuestros reinos e señoríos asi a los que agora son como a los que serán de aquí adelante que vos guarden e cumplan e ha- / gan guardar e cumplir esta mi çédula e lo en ella contenido. E contra ella vos vayan ni pasen ni consentir (¿) ni pasar / en tiempo alguno ni por alguna manera so pena de la mi merçed e de diez mil maravedíes para la nuestra cámara e cada uno / que lo contrario hiçiere. Fecha en la villa de Madrid a catorce días del mes de junio de quinientos e treinta / años

Yo la Reyna.

=================

En esta transcripción que ofrezco de este documento de 1530 -hallado en la red- se lee cómo la reina Isabel de Portugal, esposa de Carlos I, nombra caballero 24º de Jerez a Gonzalo Pérez de Gallegos, hijo de Gonzalo Pérez de Gallegos. Y lo hace la reina a pesar de "habernos llamado a la corona e haberla resumido"; es decir, Gonzalo Pérez de Gallegos no podía, en principio, según las leyes vigentes, usar de ningún oficio público porque había incumplido algún importante precepto -que no he logrado saber con exactitud-. Pero recurre al hermano de la reina, el infante don Luis, y obtiene a su través el beneplácito real, logrando así el permiso necesario para que su padre pudiera renunciar en él el ejercicio de dicho oficio de caballero 24º en el concejo de Jerez.

Este Gonzalo Pérez de Gallegos que obtiene la veinticuatría en 1530 heredada de su padre debía ser hijo del famoso y legendario (según H. Sancho) personaje jerezano al que se refiere Parada y Barreto en su obra Hombres ilustres de Jerez de la Frontera, págs. 342-349, ya que ahí se lee: "Era noble por nacimiento y descendiente de los primeros pobladores de Jerez y á la sazón hijo primogénito de una de las casas mas ricas y opulentas de la ciudad. Su padre Gonzalo Pérez era veinticuatro de la población, y en 1518 hizo renuncia de este puesto en su hijo, muriendo poco después. Habíase señalado en la ciudad por su genio atrevido y su espedita decisión, siendo uno de los que en valor y temple de armas habían competido entre los principales caballeros. Gonzalo Pérez heredó el carácter é intrepidez de su mismo padre y logró hacerse mas famoso que él".

Es decir, tendríamos un Gonzalo Pérez de Gallegos que da la venticuatría a su hijo el famoso Gonzalo Pérez de Gallegos en 1518, y nuestro Gonzalo Pérez de Gallegos que la recibe en 1530 después de sus quijotescas aventuras en el norte de África, las cuales, al parecer, están testimoniadas por personas de la época... aunque al leer estos textos uno piense que están cuajados en una literatura más que propensa a enaltecer el valor militar, o simplemente pendenciero, de una persona que luego podría obtener por ello alguna prebenda de tipo administrativo, castrense, etc. Diego Ignacio Parada y Barreto, en su libro Hombres ilustres de la ciudad de Jerez de la Frontera (Jerez: Imp. del Guadalete, 1878, pp. 342 y ss.) nos habla de ese episodio del desafiante Gonzalo Pérez de Gallegos en Arcila:

<<En 1526 hallándose sitiada por los moros la plaza de Árcila, en África, que era de los portugueses, Gonzalo Pérez que andaba córceando con sus naves, acudió al socorro de la ciudad y contribuyó á salvar la población, hecho que el rey de Portugal lo agradeció infinito, remitiéndole directamente una carta particular en que así se lo manifestaba. A este suceso le acompañaron varios jerezanos y entre otros sus amigos Martin Dávila y Charles de Valera, quienes tomaron parte en uno de los sucesos que más estendieron el nombre y la fama de Gonzalo Pérez. Ocurrió, que hallándose en la misma Arcila concertaron un desafio con tres arrogantes moros llamados Bengalí, Ebuhema y Benhalla, y los tres jerezanos esperaron hasta cinco meses el cumplimiento de su palabra: pasado este tiempo se volvieron á Jerez, y los moros entonces remitieron un nuevo cartel provocativo. El asunto se hizo público á todo el mundo y el emperador espidió un decreto para cortar el lance, decreto que evitó la vuelta á Arcila de Martin Dávila y Valera, pero no de Gonzalo Pérez, que hallándose en el mar con un galeón y dos pataches suyos, acudió inmediatamente á África y allí concertó nuevamente el desafio, pero no consiguió tampoco el que acudieran sus contrarios á realizarlo. El P. Rallón en su historia de Jerez inserta un certificado del que era entonces gobernador de Arcila, que al mismo tiempo que dá una idea del resultado de este suceso, manifiesta otros hechos y servicios de Gonzalo Pérez, y alguna de sus hazañas personales. Dice así:


«Antonio de Silveira, capitán y gobernador de la villa de Arcila, por el rey mi señor, digo que es verdad y hago saber á todos los que la presente vieren, como en 20 dias del mes de Octubre del año pasado de 1526 años, llegó á esta villa Gonzalo Pérez de Gallegos, y me dijo que era venido á cumplir un desafío que él y Martin Dávila y Charles de Valera, caballeros de Xerez de la Frontera, habían convenido con tres moros: los cuales Martin Dávila y Charles de Valera, por no poder venir, por mandado del Emperador, no estaban con él; y me pidió le diese mi alfaque, que fuese á Alcazarquivir con sus cartas á notificar á los moros del desafío, como era venido y estaba pronto á cumplir lo prometido, a pesar de lo mucho que ellos se habían demorado: que si querían que el lance fuese adelante con tres por tres, él tomaría dos compañeros de esta villa en lugar de los dos que no habían podido pasar; y que si habían por bien de combatir uno á uno, el dicho Gonzalo Pérez pelearía con el primero y en venciendo haría campo con el segundo y en este orden con el tercero: que ellos escogiesen las armas y él escogería el campo. Yo fui contento y á mi escribano dicté una carta como arriba está relatado, y la mandé por mi alfaque á el alcaide de Alcazarquivir, y por mas abundamiento yo de mi parte le escribí otra: sobre lo cual pasaron de una á otra parte varias contestaciones y después de esto vino á esta villa un caballero moro que se llamaba Hamete Bengalí y trajo del alcaide de Alcazarquivir carta autorizada para que concertase el desafío. Y delante de mí, el dicho Gonzalo Pérez señaló por campo una de las Talanqueras de esta villa, que el moro rehusó porque quería campo más largo, y después señaló otro terreno que está entre el río dulce y la villa á un cuarto de legua del campo llano, con condición de que la caballería mora se estuviese de la otra parte del rio, y la mía arrimada á los muros de la villa. Por último, respondió el moro que le placía y que si dentro de cinco días no venía nadie á combatir con él, el dicho Gonzalo Pérez podía irse donde quisiere y proclamar el campo por suyo. Concluido esto, sucedió que antes de los cinco días, vino un tropel de moros á embestir las talanqueras y el dicho Gonzalo Pérez mató en ella á uno de los moros desafiados, que no se atrevió á venir solo al sitio del señalamiento, y pasados los cinco días, viendo yo que nadie parecía, metí en el campo á Gonzalo Pérez con las armas de convenio, haciendo los autos acostumbrados en semejantes casos, y allí le hice esperar hasta que la noche vino y le di el campo por vencido. Y por cuanto el dicho Gonzalo Pérez cumplió como caballero valeroso y estuvo en esta villa dos meses, donde se halló conmigo en otros muchos negocios de sustancia, manifestando su valor en otro combate que tuvo con un caballero moro, á quien mató en las barbas del mismo rey de Fez, con gravísimo peligro de perder la libertad cuando no la vida, le mandé pasar esta certificación firmada de mí. Y yo Tristán López, Camarero del señor capitán, la escribí, y pasó en 8 de este mes de Marzo de 1527—Antonio Silveira,—Tristán López.» >>

Y también nos da cuenta de esta curiosa historia el historiador jerezano Joaquín Portillo, el cual, en su obra Noches Jerezanas (Jerez: Imp. de Juan Malén, 1839, tomo I, pp.121 y ss.)

<<Estando sobre Arcila en África sirviendo al rey con la demás gente de Jerez que allí había  (y no  tenía aún 20 años de edad) fue con 400 hombres pagados por él al socorro que pidió el conde de Redondo: hizo cosas muy señaladas, y entre varias, fue famosísima la de los tres moros que pidieron desafío, y por no poder ir los dos compañeros suyos por el impedimento que de real orden del señor don Carlos V. había, se determinó solo á salir con ellos, y mató al primer moro en las talanqueras de Arcila, al segundo en las vallas de Mazalquivir, y el tercero no quiso pelear. Todo lo vio el rey moro de Fez, quien se admiró de tan heroico valor. Temiendo por este hecho el enojo del rey, se pasó con los infantes de Portugal  á aquel reyno, donde con el favor de ellos y la interposición de Mr. de Larcio, dio real cédula de perdón su cesárea Magestad en 11 de mayo de 1527. Por esta causa dicen comúnmente en Jerez, que los escudos de armas de sus casas los pintan ladeados, como se ven en la portada de su antigua casa, marcada con el número 104 en el llano del alcázar, como signo de haber hecho esta acción contra voluntad y orden del rey; aunque de la cédula de perdón nada de esto consta>>.

-------------------------

-Sobre las aventuras de Gonzalo Pérez de Gallegos en Arcila, etc., véase:
http://paternaderiverahistoriaypatrimonio.blogspot.com.es/2012/10/la-camisa-del-rrey-moro-de-gigonza.html