-

-

viernes, 11 de noviembre de 2016

Las cédulas mortuorias de los 7 ajusticiados de la Mano Negra (14 de junio de 1884).


La visión más generalizada sobre los sucesos de la Mano Negra en Jerez puede ser, en resumen, esta:



Es decir, todos señalan, con razón, que la represión del estado sobre las protestas sociales fue injustificadamente feroz, y que los actores eran: "un colectivo de descamisados y analfabetos que sólo eran espectadores mudos ante la condena de su propia miseria". Pero está por estudiar a fondo ese colectivo, su verdadera capacidad de acción, su composición, sus lazos de organización interna, sus influencias ideológicas, su número real, sus reivindicaciones exactas, sus líderes, sus acciones y estrategias, etc., etc. Despachar a esos trabajadores simplemente con "un colectivo de descamisados y analfabetos" (aunque quien lo hace en el caso señalado es un periodista y no un historiador) es un grave error.

Antonio Cabral, en "Un estudio sobre la composición social y arraigo del anarquismo en Jerez de la Frontera, 1869-1923", fue uno de los que más se acercaron al análisis científico de aquellos grupos de trabajadores de Jerez que se plantaron frente a las graves injusticias en que, a la fuerza, les tocó vivir. Pero Antonio Cabral se centró mucho en solamente un aspecto del asunto: la composición ideológica de los participantes en el llamado asalto anarquista a Jerez a principios de enero de 1892 para probar que el componente anarquista en aquellos sucesos no era el mayoritario, distinguiendo para ello, por primera vez, entre trabajadores del cereal y trabajadores del vino y la viña...


Lo que hizo A. Cabral, siguiendo lo señalado por Eric Hobswam en cuanto al análisis de la estructura social y el rostro de los componentes del movimiento obrero, abrió el sendero historiográfico en este ámbito, pero -que sepamos- nadie lo ha seguido tratando de profundizar más en la cuestión, deteniéndose por extenso en identificar (no sólo ideológica y socialmente) cómo actuaban, qué pretendían, cuáles eran sus modos organizativos, cómo evolucionaron sus reivindicaciones, etc.

Para el caso del asalto Cabral dijo:

¿Pero que el "asalto" tuviera aquellas características significa que el movimiento que estaba detrás de él pueda calificarse lo mismo que dicho episodio?. Porque un volcán no es una erupción y el hecho de que los medios de comunicación de la época exageraran el poder de los amotinados para luego poder reprimir más violentamente, lo cual es cierto, no significa, quizás, que detrás de aquel movimiento no hubiera más que un simple "motín" en protesta por algunos compañeros encarcelados. Es de suponer que habría también un hondo impulso político y de reivindicación laboral que venía, como señaló el propio A. Cabral, de 1869, de 1873, de 1882... y que también se extendería posteriormente hasta llegar al estallido de la guerra civil tras la dictadura de Primo de Rivera. Pienso que el tema no está cerrado porque el análisis de un capítulo (1892) no es el libro entero (el movimiento obrero jerezano entre 1868 y 1936).

----

En el índice mortuorio del año 1884 que se conserva en el Archivo Municipal de Jerez se puede leer, respecto a los sucesos de la llamada Mano Negra, el listado de los ajusticiados:



Y efectivamente, si uno acude a las papeletas de enterramiento ó credenciales mortuorias -también conservadas en el Archivo Mpal. de Jerez- encontrará también:
















ver:
http://www.jerezsiempre.com/index.php/La_Mano_Negra
Una versión actual, de los "Amigos de la Guardia Civil", de los acontecimientos de la Mano Negra (versión que sorprende por su beligerancia, falta de rigor y tendenciosidad absoluta):
http://www.benemeritaaldia.org/guardia-civil-benemerita/133-historia-guardia-civil/11266-la-mano-negra-y-la-guardia-civil.html