-

-

viernes, 3 de febrero de 2017

El anarquista jerezano Antonio Corrales y el grupo "Luz Libertaria"

En 27-10-1916 encontramos en El Martillo (http://prensahistorica.mcu.es/es/consulta/registro.cmd?id=3635)   un resumen de un mitin: "Pro-justicia y abaratamiento de las subsistencias. Secundando la campaña iniciada por la Unión General de Trabajadores y la Confederación Nacional del Trabajo, celebróse el mitin iniciado por la sociedad de Toneleros, con la cooperación de varias entidades obreras, así como también la Juventud Radical de esta localidad, el domingo 22 del corriente, en nuestro domicilio social, Escuelas, 12". Y leemos, además de varios interesantes datos sobre la situación de la clase trabajadora en ese momento en Jerez (como que un 50% de la misma había emigrado por causa del hambre), a la mitad de la columna central de la primera página, esta entradilla: "El compañero Antonio Corrales Lobatón, del grupo <<Luz Libertaria>> dio lectura a las siguientes cuartillas: Pro abaratamiento de la vida y por la libertad de los presos". En ellas Antonio Corrales llama a la acción y la lucha obrera frente al encarecimiento y carestía de las subsistencias, y arremete particularmente contra la acción policial, no solamente en Jerez, del estado contra los trabajadores que luchan conscientemente frente a la "cirugía gubernamental [impuesta] a la llaga abierta por la miseria y el hambre de estos pueblos"


En el periódico El Martillo de 10/11/1916 aparece un texto, fechado en 8 de noviembre de 1916, donde el hasta ahora desconocido Antonio Corrales Lobatón, del grupo Luz Libertaria, arremete contra la Ley de Amnistía, contra el parlamento, llama a favor de una huelga de 24 horas y despotrica contra la burguesía. El texto deja ver claramente el clima de injusticia que soportaban los obreros de la época y la conciencia clara de un anarquista jerezano que clama contra la opresión de los trabajadores.


En El Martillo de 29/12/1916 aparece un magnífico resumen de un mitín obrero organizado por la sociedad de viticultores "en defensa del compañero Francisco Ferrer Mancheño, para protestar del comportamiento seguido por el sr. Marqués de Casa Bermeja sobre una parcela de tierra y viña que el Ferrer lleva en arrendamiento del citado Marqués". En dicho resumen se cita uno a uno los intervinientes en el mítin, señalándose: "Una carta del expresidente de la sociedad dada de baja de Cocineros y similares Antonio Corrales Lobatón", indicándonos este dato quién era el sindicalista Antonio Corrales:

En El Martillo de 2-02-1917 encontramos al camarero Antonio Corrales, de la mano del agricultor Sebastián Oliva y del cerámico Juan Linares, haciéndose cargo de los trabajos preparatorios de la redacción del Reglamento de la sociedad de vidrieros y similares de Jerez, en una reunión que tuvo lugar en el centro social de Obreros Campesinos. Al final de la reseña de este encuentro, firmada por nuestro Antonio Corrales, se lee: "Recomendamos al Jefe superior del cuerpo policíaco de Jerez, a los satélites que envió a esta reunión, como grandes profesores en el arte de chivatear y a los vidrieros jerezanos, que no se les olvide comprar la estricnina, que ya se aproxima el tiempo de la hidrofobia y hay necesidad de terminar con la raza canina. ¡¡No admito comentario!!":



Una semana más tarde, en 9-2-1917, aparece en el mismo periódico otra reseña firmada por Antonio Corrales en la que ya se da cuenta de la reunión de vidrieros en la que se aprueba definitivamente el reglamento que había de regir el sindicato de este gremio, ocupando la presidencia del acto el vidriero P. García Chacón. Antonio Corrales termina escribiendo: "Parece ser que una de las recomendaciones hechas en las anteriores cuartillas surtieron efecto. Como que está visto, hoy para vivir se necesita más que una re... co... men... bueno, decirlo ustedes"


También vemos a Antonio Corrales Lobatón, en El Martillo de 30-11-1917, escribiendo otro artículo sobre un mítin celebrado en la sociedad de obreros toneleros de Jerez. Un mítin donde intervinieron personas como el catedrático y socialista Antonio Roma Rubíes, y otras que apenas son conocidas aún como Isabel Barea "que habla en nombre de la mujer jerezana". El encuentro obrero, organizado por la Federación Local Jerezana de Sociedades de Resistencia, trató de mostrar solidaridad política y económica con los presos jerezanos, es decir "para pedir la libertad de los presos político-sociales en general y una amplísima para los perseguidos, los deportados y los encarcelados por los sucesos ocurridos en agosto último":



En este breve de El Martillo de 14/12/1917 Antonio Corrales, refiriéndose a las extremas consecuencias -como el alza de los precios de las subsistencias- de la gran guerra europea para los trabajadores,  lanza su sencilla e hiriente denuncia: "La guadaña del hambre se cierne sobre el proletariado español; los horrores que produce la miseria los sufren los que aún no han cesado de trabajar, en más o menos iguales circunstancias que los que se hallan parados":



Respecto a la conciencia antimilitarista del grupo Luz Libertaria (Jerez), Ricardo Flores Magón, en Regeneración, núm. 260, 6 de octubre de 1917, escribió:

El proletariado español está resuelto a no ir a la guerra, como lo demuestra el sinnúmero de manifiestos circulados por las agrupaciones obreras, siendo el último que tenemos a la vista el del Grupo “Luz Libertaria”, de Jerez de la Frontera, del que entresacamos los siguientes conceptos: “Ya nadie ignora que el objetivo de esa grande hecatombe que asola al mundo, es la adquisición de los grandes mercados del universo; y ¿cómo vamos nosotros los obreros, los desheredados de la riqueza social, los desposeídos del patrimonio universal, a defender a uno de los bandos, cualquiera que éste sea, si tanto unos como otros han de ser siempre los mercaderes que eternamente pretenderán convertir nuestro sudor en la más preciada de sus mercancías? No; no es en las trincheras de ambos bandos donde se ocultan nuestros enemigos; nuestro enemigo común es la burguesía capitalista, puesto que con ella está la explotación, la tiranía y la ley de los privilegios; estas malditas plantas se encuentran en todas partes, en todos los países y nuestra obra de regeneración tiende a exterminarlas.
“Trabajadores: es a nosotros a quienes nos asiste toda la razón, y para su triunfo hemos de responder con nuestra fuerza consciente y con nuestra voluntad entusiasta siempre presta, porque la hora de la lucha inevitable se aproxima.
“Contestemos a la guerra con la revolución.”


Por último, hemos hallado una nota en el periódico barcelonés Tierra y Libertad, de 8-5-1918, donde se hace mención del grupo Luz Libertaria de Jerez, quien aportó 3,50 pesetas en favor de un compañero, llamado Juan Diego Moreno, contra el que se seguía un proceso judicial:

Todo ello no es más que una introducción -con el ánimo de rescatar su memoria- a la vida y la obra de un comprometido compañero del más conocido Sebastián Oliva, el camarero anarquista Antonio Corrales y el grupo Luz Libertaria, persona y grupo sobre el que habrá que investigar más para conocer mejor su trayectoria, componentes, actuaciones, período exacto de existencia, pertenencia o alianza orgánica con otras organizaciones, influencia sobre el movimiento obrero en Jerez, etc.

========
Nota: Las ilustraciones que aparecen en los recortes de El Martillo son meros añadidos.