-

-

sábado, 13 de agosto de 2016

La vida cotidiana en Jerez tras el golpe militar del 18 de julio de 1936.

Falta en Jerez un estudio detenido sobre  la vida cotidiana tras el golpe militar de Franco, igual que falta un estudio pormenorizado de la época del hambre, una época que, según todas las fuentes orales, fue dura en nuestra ciudad.

No conocemos los detalles de la vida en Jerez en los primeros meses del golpe militar ni tampoco en los años inmediatos de la posguerra. De la ciudad de Palencia, por ejemplo, sí se encuentra este interesante artículo -que no desliga la vida cotidiana del contexto social y político- en la red que podría servir de modelo:


Y es que en Jerez tenían lugar cosas que no conocemos bien y que apenas nadie recuerda, como "la recogida de la chatarra":


El mencionado estudio sobre Palencia nos cuenta un poco qué era eso de la recogida de la chatarra:


El 15 de agosto de 1936 se celebraba, ante el entonces palacio de los marqueses de Salobral, en la alameda Cristina, junto al palacio de Domecq, una "misa de campaña" donde la cofradía del Cristo de la Expiración había prestado a la Falange la venerada imagen para fortalecer las aspiraciones políticas de Franco y sus generales:


El 16 de agosto ABC contaba con detalle:


Otro recorte de prensa de 21 de agosto de 1936 de ABC de Sevilla nos hace reflexionar sobre el ambiente político y algunos detalles de la vida cotidiana en Jerez  casi justo al mes de impuesto el nuevo régimen militarista de Franco: disolución de las sociedades obreras (y fusilamiento de sus líderes, aunque ABC no lo cuenta), incautación de sus bienes ("cesiones" y entregas obligadas de dinero, según ABC), imposición de suscripciones patrióticas a diestro y siniestro, registros domiciliarios, premios a los vencedores (en Jerez se había recogido, hasta la fecha del recorte, la friolera de 470.000 pesetas), adoctrinamiento a través de las escuelas nacionales, entrega de objetos para rifas patrióticas con que financiar la máquina militar golpista...

(González Byass, a modo de explícito homenaje al nuevo régimen, sacaba al mercado su nuevo amontillado "Imperial Toledo. Vino de héroes", en agosto de 1936)


No olvidemos que Jerez era una ciudad muy querida para los falangistas por tener aquí José Antonio Primo de Rivera todos sus antecedentes familiares:

fuente (ABC, 4/1/1936):
http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1936/01/04/007.html

El ensalzamiento de los "héroes falangistas" muertos por la patria...


Esperemos que pronto la Junta de Andalucía o el Mº de Cultura digitalicen la prensa jerezana de la guerra y de la posguerra, pues por ahora no aparece ni en: http://prensahistorica.mcu.es, ni en: http://www.bibliotecavirtualdeandalucia.es/


Periódicos y Revistas