-

-

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Vino de Jerez, historia, cambios sociales, 1936 y 2015.



Mañana jueves comienza el Congreso: El Vino de Jerez durante los 80 años de la Denominación de Origen, 1935-2015, donde he presentado una modesta comunicación. Toda la información en: http://www.sherry.org/es/prensa-y-profesionales/documentacion/congreso-80-aniversario

Y mientras leía un poco la prensa de Jerez de febrero de 1936, me ha llamado la atención la coincidencia de: a) una reseña -escrita por María de Xerez- del recién publicado (precisamente en 1935) libro de González Gordon  Jerez-Xerez-Scheris, apuntes sobre el origen de la ciudad, sobre su historia y su vino (con prólogo de Pedro Gutiérrez de Quijano), con b) una encendida editorial del periódico "El Guadalete (de 2 de febrero de 1936) contra las opciones de izquierda ante las elecciones generales que, inminentes, iban a tener lugar. Merece la pena leer una y otra, en el primer caso porque obtenemos una visión panorámica de la gigantesca aportación de González Gordon a la historia de la cultura del vino de Jerez, y en el segundo porque percibimos cómo en nuestra ciudad los ánimos, al igual que en el resto del país, estaban encendidos, sobre todo por parte de una derecha que se resistía (la editorial lo deja ver muy claramente) a perder para siempre su preeminencia y dejar paso a un espíritu socialista y anarquista que era la raíz de una España republicana profunda, esperanzada y dispuesta a cambiar muchas cosas que la Restauración y la dictadura de Primo de Rivera habían impedido con dureza.

Dos textos, con el telón de fondo de ese importante congreso que empieza mañana, que quizás guardan alguna relación [obviamente matizada por cuanto la virulencia de las posiciones políticas son hoy -definitivamente- de inferior calibre] con la situación actual en Jerez, a saber, una en la que florece la investigación historiográfica de nivel y, al mismo tiempo, se expanden con toda razón nuevos criterios, nuevas exigencias y nuevas realidades políticas que anuncian, al menos, un contundente freno [que esperemos se alce en los resultados electorales del 20 de diciembre de este 2015] a las duras injusticias que se han sufrido durante estos últimos años.