-

-

jueves, 11 de mayo de 2017

Jerez tiene una grave deuda pendiente con la memoria histórica.

La Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez acaba de dirigirse a la alcaldesa de Jerez [ver carta más abajo] explicándole la situación de la memoria histórica en la ciudad, pidiéndole que responda a sus requerimientos y proponiéndole nuevas y urgentes actuaciones en materia de memoria histórica y democrática que ya no pueden ser retrasadas por más tiempo.

Todas las poblaciones de alrededor de Jerez están tomando iniciativas mucho más dinámicas y avanzadas en esta materia. Aquí en Jerez no: no está activa aún la oficina municipal de la memoria histórica (aunque la Plataforma sí ha activado una ASESORÍA DE APOYO A LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO EN JEREZ), no hay apoyo municipal a la llamada querella argentina, no se han derogado (tal como se aprobó hacer en un pleno de 30/07/2015) los honores y distinciones concedidos en el pasado a varios gerifaltes del franquismo, no se han quitado símbolos y rótulos del franquismo que aún perviven en la ciudad, no se ha erigido aún un monumento digno a las víctimas de la feroz represión que tuvo lugar en Jerez, no se ha acudido al Registro Civil a inscribir a las personas que se sabe que fueron fusilados pero que se les negó dicha inscripción, no se han señalado lugares de la memoria, no se han tomado iniciativas en las escuelas y facultades para hablar de la II República y la guerra civil, etc.

La Plataforma, junto a la asociación de familiares de víctimas del franquismo, no deja de tomar iniciativas (como por ejemplo el cambio de nombre del colegio "Pemán" por "Gloria Fuertes"), pero el ayuntamiento de Jerez, muy incomprensiblemente, se resiste a ponerse en marcha.