-

-

jueves, 3 de agosto de 2017

Se cae a pedazos Villa Algeciras, en la avenida Domecq.

Sorprende que esta bella casa, situada en la mejor avenida de la ciudad, esté actualmente abandonada o semiabandonada. Uno puede hacer algunas suposiciones acerca de la razón de esto, pero, sea cuál sea la explicación del caso, una cosa es cierta: este bien patrimonial de Jerez se está perdiendo ante nuestros ojos sin que nadie diga nada.


Abandonada y olvidada por todos, se cae a pedazos Villa Algeciras ó recreo de Osborne o villa Elena, el palacio que está prácticamente a continuación de los juzgados y enfrente de la casa del vino (Consejo Regulador del Vino), es decir, entre la avenida Domecq y el camino de Lebrija. La pintora jerezana Beatriz Cañete Pozo lo pintó con gran acierto: http://beatrizcpozo.blogspot.com.es/2010/06/domingo-27-de-junio.html. La parcela se situaba, a mediados de los 50, entre el sanatorio de Nuestra Señora del Rosario, del dr. Girón Segura, y la Yeguada de Sementales -en la finca San Benito-.




Villa Algeciras pertenecía a Ricardo López de Carrizosa y Martel y luego a su hijo Ricardo López de Carrizosa y Hoyos, Duques de Algeciras, este último fallecido en 2013 (véase su necrológica en: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2013/04/05/083.html). Un resumen del linaje en: http://andaluciainformacion.es/campo-de-gibraltar/197293/algeciras-tambien-tiene-su-duque/ y actual heredero: http://www.vanitatis.elconfidencial.com/noticias/2015-06-07/carlos-lopez-de-carrizosa-el-cazador-que-solicita-el-insolito-ducado-de-algeciras_871140/

En la Carta arqueológica de Jerez se lee: "En el siglo XIX aparece un nuevo concepto de casa señorial que responde más al concepto de finca de recreo suburbana de inspiración francesa. Dentro de este nuevo tipo se encuentra el palacete de la Atalaya, el Recreo de las Cadenas y Villa Elena. Sirviendo de nexo entre la casa señorial tradicional y este tipo de finca de recreo suburbana se conserva la casa de Agreda, actual colegio de la Compañía de María". La exposición provincial obrera, organizada por el Ateneo de Jerez en 1929, usó como sede "Villa Elena" (o villa Algeciras):



El Guadalete de 27 de marzo de 1927 daba cuenta de que fue precisamente en esta finca donde estuvo el primer estadio de fútbol que tuvo Jerez: "Asistimos el domingo a la inauguración de este campo de deportes, elegido por la Sociedad Jerez F.C. para sus encuentros futbolísticos. Se halla situado dicho campo que es muy capaz para el objeto a que se le destina, en terrenos del recreo Villa Elena, teniendo entradas por la Avenida de América y por la carretera de Lebrija. Lanzado el Ki-off por la bellísima madrina del Jerez, dio comienzo el partido entre los equipos Español F.C. de Cádiz y el Jerez F.C., venciendo los gaditanos por 4 tantos a 2".



Fátima Ruiz de Lassaleta dice en su obra Casa señoriales, bodegas y sabores de Jerez:


se conserva una magnífica arboleda: