-

-

jueves, 8 de diciembre de 2016

¿El fin de la memoria?, ¿es más poderoso el papel que lo digital?.


Este (ver más abajo) es un documental sencillo y directo que nos advierte de los peligros de confiarlo todo a lo digital, sin más. Porque los soportes digitales en los que vertemos nuestra memoria es cambiante y efímero (y no digamos lo vertiginosamente cambiante de los contenidos que vertemos en las webs, blogs...).

El vídeo nos hace reflexionar, además, sobre el compromiso intergeneracional de transmitir las informaciones útiles para la vida humana (el ejemplo de la gestión de los desechos radioactivos es muy inquietante).

Archivar es también no alejarse de la pregunta clave de siempre: qué quedará de nosotros -obviamente me refiero a nuestra memoria, vestigios, recuerdos, documentos, patrimonio histórico, etc.- dentro de 500 años, por ejemplo.

La sociedad de la información es muy compleja y este apasionante documental, de un modo asequible, nos permite comprenderla clara y preocupantemente.

Almacenar datos, procesarlos y hacerlos perdurar para el futuro útil de la humanidad es un reto no solo para los científicos, sino para todos nosotros. No es una cuestión solo para técnicos, sino algo que nos afecta a todos y sobre lo que deberíamos poder decidir democráticamente.

Resulta curioso comprobar cómo hay quien (ver el minuto 10:15 y siguientes del documental) considera también el papel, cierto papel de calidad, para asegurarse de que su patrimonio informativo va a perdurar en el tiempo.

Perder información y conocimientos -como casi todo lo que hemos almacenado en disquetes de 3,5 o de 5 y 1/4- sería el resultado de no saber gestionar nuestras necesidades memorísticas de hoy y de mañana asociadas al avance de las tecnologías de hoy y de mañana, pecando en el presente de confianza en sistemas más o menos efímeros.

Saber guardar y transmitir la información es vital. Los archivos del pasado -los nuestros de hoy- saben mucho de eso y quizás podrían aportar algo [como el archivo del estado de Venecia del que se habla en el minuto 44 y su proyecto de "la máquina del tiempo veneciana"] a los archivos del futuro, como los que se ven a partir del minuto 34:44... los búnkeres donde se alinean los soportes digitales de "la nube".

Para los historiadores del futuro la clave está en el minuto 42:30 de este vídeo... porque, ciertamente, será mucho más difícil encontrar y dar sentido a cantidades colosales de información si no la archivamos correctamente hoy y sabemos migrar no solo los contenidos digitales a través de los cambiantes soportes, sino también los procesos de codificación y recodificación.

Muchos retos sofisticados ante los que no debemos, a pesar de lo apabullante del caso, claudicar.